Experta Solar es ahora 1KOMMA5° | 💡 Obtén hasta 1.000€ de descuento antes del 26/06/2024

Estudio Gratis
background image

Tipos de placas solares. ¿Qué diferencia hay entre unas y otras?

La industria de la energía solar está en constante desarrollo y, a día de hoy, existen muchos tipos de placas solares en el mercado, con diferentes fines, tecnologías y características. Veamos qué tipos de paneles solares hay y cuáles son los más adecuados para tu instalación.
Actualizado a las
Tiempo de lectura
4 min

Principales tipos de placas solares

El término “paneles solares” es un término general que aúna muchos dispositivos captadores de energía solar, muy diferentes entre sí.  

En primer lugar tenemos que distinguir tres grandes tipos de placas solares: 

  • Paneles fotovoltaicos: Producen electricidad. 

  • Paneles solares térmicos o colectores térmicos: Sirven para calentar agua. Se suelen usar en viviendas como parte del sistema de calefacción, para calentar piscinas o para el agua caliente sanitaria. 

  • Paneles solares híbridos: Combinan las funciones de los dos tipos anteriores aprovechando la misma superficie para producir calor y electricidad. 

Diferentes paneles de placas solares

Aunque las placas solares pueden parecer similares, existen muchos tipos

Tipos de placas solares fotovoltaicas

La clasificación más habitual suele ser según su tecnología. La mayoría de paneles actuales se incluyen dentro de algunas de las siguientes tipologías: 

  • Paneles de silicio monocristalino 

  • Paneles de silicio policristalino 

  • Paneles de silicio amorfo (capa fina) 

  • Paneles de otras tecnologías menos extendidas 

Cada uno de ellos tiene unas ventajas y desventajas según su apariencia, rendimiento y precio. 

Tabla comparativa de distintas placas solares

¿De qué están hechas las placas solares fotovoltaicas?

Los paneles solares fotovoltaicos están hechos de silicio, un material semiconductor que convierte la luz solar en electricidad. 

 Tanto los paneles solares monocristalinos como los policristalinos tienen células hechas de obleas de silicio. Para construir un panel monocristalino o policristalino, las obleas se ensamblan en filas y columnas para formar un rectángulo, las obleas se cubren con hojas de vidrio y se enmarcan juntas.  

Si bien ambos tipos de paneles solares tienen células hechas de silicio, los paneles monocristalinos y policristalinos varían en la composición del silicio en sí.   

Las células solares monocristalinas se cortan de un solo cristal puro de silicio.   

Las células solares policristalinas están compuestas por muchos fragmentos de cristales de silicio que se funden en un molde antes de cortarse en obleas.  

Los paneles solares de silicio amorfo, también llamados de “capa fina” no están formados por cristales. El silicio se deposita en películas delgadas sobre una variedad de sustratos como el plástico, el metal y el vidrio. 

¿Qué aspecto tienen los diferentes tipos de placas solares?

Las células solares monocristalinas son negras, pero los colores de las hojas traseras y marcos pueden variar. 

Diferentes tipos de placas solares

Placa solar monocristalina, policristalina y de silicio amorfo

Los paneles solares monocristalinos pueden tener la lámina posterior negra, plateada o blanca, mientras que los marcos suelen ser negros o plateados. Dentro de los paneles monocristalinos encontramos los paneles “Mono Black” o “Full Black” que son completamente negros y que suelen ser los preferidos para hogares porque resultan más atractivos visualmente. 

En cuanto a las placas solares policristalinas, suelen tener un tono azulado e irregular porque la luz se refleja de forma diferente en fragmentos de silicio que en una única oblea. En cuanto a los marcos de los paneles policristalinos, suelen ser plateados, y las láminas posteriores plateadas o blancas. 

¿Qué voltajes tienen los paneles solares?

Considerando el voltaje nominal, los paneles solares con voltajes de 12 voltios suelen ser placas pequeñas para usos muy concretos, como cargar la batería de autocaravanas o embarcaciones. 

En el siguiente nivel están los paneles solares de 24 voltios o más, que son los más utilizados en instalaciones de autoconsumo residencial y comercial. 

Y, por último, están los paneles de 48 voltios, que suelen destinarse a instalaciones de autoconsumo industrial de gran tamaño. 

Eficiencia y potencia de los paneles solares

Los diferentes tipos de placas solares varían en la cantidad de energía que pueden producir. 

Placas solares de alta eficiencia 

De todos los tipos de placas solares, las monocristalinas suelen tener las mayores eficiencias y potencias pico. Este tipo de paneles fotovoltaicos pueden alcanzar eficiencias superiores al 20%, con potencias que suelen oscilar entre los 300 y los 450W.  

Por otro lado, los paneles solares policristalinos, si bien tienen una alta eficiencia, están por debajo de la que ofrecen los monocristalinos, ya que oscilan entre el 15 y el 17%, con potencias entre los 280 y los 340W. 

Ambos tipos de paneles suelen estar compuestos de 60 celdas de silicio cada uno, con variantes de 72 o 96 celdas para instalaciones a gran escala. Pero, incluso con el mismo número de células, al tener más potencia, los paneles monocristalinos son capaces de producir más electricidad. Es precisamente esta diferencia de potencia lo que explica que algunas empresas ofrezcan más placas solares “por el mismo precio”. En realidad, no te están ofreciendo más por menos, sino que necesitas instalar más placas porque producen menos energía. 

Placas solares de menor eficiencia 

Los paneles solares de capa fina de silicio amorfo suelen tener eficiencias y potencias más bajas que las policristalinas y monocristalinas debido a la menor calidad del silicio utilizado. Las eficiencias variarán según el material específico, pero por lo general se sitúa alrededor del 10%. 

Por lo tanto, la potencia pico de un panel de silicio amorfo, a diferencia de los paneles monocristalinos y policristalinos, dependerá de su tamaño. Además, por lo general, son mucho menos eficientes. 

¿Qué tipo de paneles solares fotovoltaicos necesito?

En el 90% de instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo en España, el espacio del que se dispone es limitado y el objetivo es maximizar el ahorro en la factura de electricidad. En este caso, la mejor opción son los paneles solares monocristalinos de alta eficiencia.  

Si bien es cierto que los propietarios que tienen mucho espacio pueden optar por paneles solares policristalinos para reducir la inversión inicial, estos ofrecerán una menor rentabilidad y las instalaciones fotovoltaicas son inversiones que debemos analizar a medio y largo plazo. Además, el precio de los demás costes (transporte, instalación, ingeniería, etc) no varía. 

En cuanto a los paneles de silicio amorfo, debido a su menor densidad de potencia, necesitan el doble de espacio que las placas solares cristalinas para conseguir la misma electricidad, lo que aumenta el precio de la estructura y el cableado. Además, al fabricarse con placa fina, el rendimiento decae rápidamente en pocos años. Es por eso que este tipo de paneles solares se consideran obsoletos y se usan sólo para calculadoras, vehículos recreativos o sistemas de bombeo con mucho espacio. 

¿Cómo entender la ficha técnica de los paneles solares?

Es posible que, cuando te encuentres delante de una ficha técnica de paneles solares, te cuesta entender qué es cada cosa. En el siguiente cuadro te explicamos los parámetros que suelen aparecer en estas fichas técnicas. 

Guía para comprender la ficha técnica de las placas solares

Tipos de placas solares térmicas

Las placas solares térmicas, también llamadas termosifones o colectores térmicos, se usan para calentar el agua de uso doméstico, ya sea para climatizar la vivienda, para calentar una piscina o para generar agua caliente sanitaria. 

Hay dos tipos de paneles solares térmicos; los colectores solares de tubos de vacío y los de placa o planos. 

Tipos de paneles solares térmicos;

Paneles solares térmicos con tubos de vacío

En primer lugar encontramos este tipo de paneles, formado por captadores de tubo de vacío cilíndricos paralelos unos a otros. Cada uno de estos tubos tiene a tu vez otro tubo de vidrio en su interior, formando una distancia dentro de la que se produce el vacío como aislamiento. 

Gracias a este sistema de aislamiento, el fluido que se encuentra dentro de los tubos se calienta hasta altas temperaturas, lo que convierte este tipo de colectores térmicos en una opción con un alto rendimiento.  

Además, en el caso de que un tubo se rompa, no se estropea todo el sistema, sólo hay que remplazar ese tubo. Por otro lado, este tipo de paneles solares térmicos es más caro porque su coste de producción es más elevado. 

Paneles solares térmicos con tubos de vacío

Paneles solares con colectores de placa o planos

Este tipo de colectores captan la radiación solar en una superficie plana para calentar el fluido. Suelen usar el efecto invernadero para capturar el calor.  

Este tipo de colectores se dividen a su vez en 3 subtipos: 

  • De baja temperatura: Calientan el agua a unos 50ºC y se suelen usar para la calefacción y para generar agua caliente sanitaria. 

  • De media temperatura: Llegan hasta los 90ºC y se usan en viviendas y comercios. 

  • De alta temperatura: Pueden alcanzar hasta 150ºC y se usan principalmente en centrales térmicas. 

Paneles solares híbridos

Este tipo de paneles constan de un material que produce electricidad y otro conductor del calor. La combinación de las dos tecnologías se traduce en un aumento de la energía utilizada por metro cuadrado así que son una opción atractiva cuando tenemos un espacio limitado y necesitamos mucha eficiencia energética.  

Eso sí, la eficiencia de producción de electricidad y calor en un sistema híbrido es menor que la de los sistemas de calor o electricidad pura. Además, al ser una tecnología más compleja, necesitan de un mayor mantenimiento. Añadido a ello cabe resaltar que todos los sistemas que funcionan con agua tienen índices elevados de degradación. 

¿Qué es mejor, un panel solar monocristalino o uno policristalino?

A la hora de elegir entre los diferentes tipos de placas solares, tenemos que tener claro que es una inversión que puede ofrecernos décadas de rendimiento si elegimos bien. Por eso te recomendamos que, a la hora de decidir el tipo de placas fotovoltaicas que quieres para tu vivienda, además del precio, tengas en cuenta la potencia y la actualidad.

Como te explicábamos antes, de entre todos los tipos de placas solares, los paneles monocristalinos son los más eficientes. Sumando esto al hecho de que la diferencia de precio respecto a los paneles policristalinos es pequeña, lo ideal para tu vivienda serán siempre los paneles monocristalinos. 

Elegir bien el tipo de placas solares determinará el retorno de tu inversión. Instalando paneles monocristalinos tendrás la eficiencia más alta a día de hoy y notarás más la diferencia en tus facturas de luz. Lo que vas a ahorrar gracias a esta potencia es mucho más que lo que pagas de diferencia con respecto al precio de los paneles policristalinos.

En 1KOMMA5° estamos constantemente investigando los nuevos paneles que salen al mercado, analizando su precio calidad para ofrecer siempre a nuestros clientes la mayor potencia posible. Nuestro compromiso con la calidad es uno de nuestros valores más importantes. 

contacto

Solicita tu estudio gratis hoy